Los métodos de enseñanza hoy en día se han ido transformando poco a poco; actualmente ya no solo se realizan dentro de un aula, sino también fuera de ella, los cuales apoyados por cualquier tipo de material didáctico, empiezan a complementar el aprendizaje y desarrollo de los alumnos.

El aprendizaje a través de las Redes Sociales comienza a generar un interés por diversas aplicaciones que ya abarcan la mayoría de los niveles educativos y no solo para complementar, sino también para aprender desde cero.

Si se requiere abrir una página social que contenga material educativo y sobre todo sacar provecho de ella, se deben realizar ciertos ajustes para que esta opere exitosamente.

Por ejemplo, se debe manejar información corta, que genere interés, que haga conexión y fomente la interacción con el lector. La ventaja de lo aportado es que se puede actualizar rápidamente y desde cualquier lugar.

El enfoque que se le dé al sitio es importante. Si desea abarcar varias materias, se debe tener cuidado, porque puede resultar tedioso para el alumno; pueden crearse diferentes foros, para que no haya saturación de la información y por ende confusión.

Twitter y Facebook, pueden ser una nueva forma de dar información, aunque en la primera la manera de informar es más limitada que en Facebook, aunque en ambas es posible realizar un breve comentario complementado con una liga que lleve a una página web más especializada, evitando limitaciones.

Para saber si  es del agrado de los alumnos es importante que se interactúe con ellos; que se sientan en plena libertad de expresar y preguntar; que exista una retroalimentación sana y tener certeza de que se está dejando algo de aprendizaje.

Es importante tener en cuenta el enfoque educativo que se le dé a las redes, esto se refiere a la calidad de la información generada (si es buena y entendible), no tanto a la cantidad.

Es necesario que los docentes se capaciten acerca del funcionamiento de las nuevas tecnologías en el campo de la educación, de su manejo y actualización, ya que son ellos  los quienes realizan la importante tarea de enseñar y crear material que atraiga al alumno, que no lo encasillen en la enseñanza típica, sino que lo vuelva en un aprendizaje didáctico.

A últimas fechas, la UNESCO establece una educación intercultural, por lo que es necesario que los jóvenes empiecen a acercarse a las tecnologías no solo como entretenimiento, sino como una herramienta de aprendizaje digital.

Tania Paola Peralta

UTEL Editorial