¿Estás estudiando o ya concluiste, pero dudas de tu vocación? ¿La idea de si elegiste la carrera correcta es recurrente en tu cabeza?

Todos alguna vez hemos soñado con el “trabajo ideal”. Ese que nos hará sentir realizados y plenos, en el que trabajar sea un gusto más que una obligación, sin estrés y sin que la idea de desarrollar proyectos desde cero representara una molestia; sin embargo la realidad se presenta como todo lo contrario.

La mayoría de las veces esto se debe a que las personas no han descubierto su verdadera vocación, es decir, aquella actividad que traiga consigo un enriquecimiento personal y en la cual logren desarrollarse plenamente.

Dudar acerca de la profesión (ya sea durante los estudios o incluso en la práctica profesional) es normal. Es una crisis, que de abordarse positivamente, podría desencadenar una serie de pensamientos y acciones que te llevarán hacia la autorrealización y a obtener el éxito.

Si estás dudando haber elegido la carrera correcta, considera estos 5 consejos que te ayudarán a descubrir tu verdadera vocación:

■ Sin amor, lo que hagas no sirve de nada. Toma un tiempo especial para pensar en tus verdaderos intereses y pregúntate si seguirías realizando tu trabajo incluso si no tuvieras una retribución económica.

■ Una vez que hayas identificado qué es lo que deseas hacer, investiga y no te limites. Internet es una gran fuente de información, pero también puedes obtener información útil en universidades o incluso con profesionistas.

■ Intenta como voluntario o pasante, participando en los campos que más te atraigan. De esta manera descubrirás si te sientes cómodo o no.

■ Evita pensar en las retribuciones económicas de cada empleo. Sí es un factor importante, pero también es un distractor.

■ Sentir miedo por el cambio no te llevará a ningún lado y te aleja cada vez más del éxito profesional. ¡Sal de tu zona de confort!

Recuerda que las habilidades se desarrollan a través de los años, no obstante, la motivación y pasión que vienen cuando se disfruta lo que se hace, es una cualidad que no se puede aprender y es clave para el éxito en tu profesión.