Ser competitivo y solidario son factores claves en la productividad laboral, conjuntar estos componentes eleva tu calidad individual.

Tener una comunicación eficaz en el contexto laboral, es una cuestión esencial. El establecimiento de metas claras predispone a los empleados a crear un ambiente de trabajo en equipo, puesto que con objetivos en común, los integrantes buscarán satisfacerlos y mejorarán su rendimiento, al ser competitivo y solidario.

Hoy en día, los empleos se distinguen por ser altamente competitivos y demandar conocimientos amplios en cada materia. Constantemente las empresas hacen mediciones para ver el progreso en cada una de las áreas, lo que por un lado puede mejorar potencialmente el trabajo en equipo o enemistar a unos con otros generando un clima hostil e inadecuado.

No se debe perder de vista que si cada sector en la empresa funciona de manera óptima habrá una suerte de inercia que involucrará a todos los integrantes. Ser competitivo y solidario a la vez,  involucra inmediatamente tener un alto autoconcepto de sí mismo, percibirse como alguien capaz de ayudar sin perder la ambición propia, es un estímulo que nos acerca al cumplimiento de nuestras metas.

El psicólogo estadounidense Howard Wilson hizo un listado de las necesidades básicas del trabajador, a continuación se enumeran:

  1. Necesidad de pertenecer a algo. El hombre siente la necesidad de identificarse con otros hombres, requiere pertenecer a un grupo que sea más fuerte que él, ejemplo: una organización o empresa.

  2. Necesidad de dignidad. El hombre tiene sus propios principios sobre el orgullo y la dignidad y busca satisfacerlos en gran medida a través del trabajo.

  3. Necesidad de seguridad. Para el empleado, seguridad significa que se le proporcionará trabajo permanente, con un sueldo justo, ahí tendrá la oportunidad de adquirir conocimientos que le faciliten trabajar  en otra parte si llega a necesitarlo.

  4. Necesidad de perfeccionamiento o mejoramiento personal. El ser humano tiene un ansia de mejora natural, necesita sentir la convicción de que avanza hacia la consecución de un objetivo de mejoramiento o superación personal que él mismo se ha fijado de acuerdo a sus capacidades.

  5. Necesidad de  poder creador. El ser humano necesita sentirse capaz de crear algo, tener la oportunidad de sugerir y desarrollar cosas nuevas. Se debe tratar de satisfacer esta necesidad propiciando la participación personal, mediante sus sugerencias para la mejora de sistemas procedimientos y técnicas, asimismo estimulando su  habilidad creativa mediante incentivos.

El trabajo no solo satisface necesidades económicas o materiales, también implica la creación de un espacio donde se pueda innovar y proponer y buscar el desarrollo social, pero sobre todo tener un lugar donde poner en práctica los conocimientos adquiridos durante la estancia en la universidad.

Ser competitivo y solidario implica no perder la individualidad pero conservar el espíritu de trabajo en equipo, establecer metas propias que complementes los objetivos del grupo, fortalecerá nuestro trabajo.

 Adair Rodríguez

UTEL Editorial

boton contacto| Blog – UTEL