Fenómenos como el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter, que sacudió a la Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos y Puebla, la tarde de este 19 de septiembre, nos hace replantearnos la importancia de la prevención, visualizando esta como la oportunidad de salvaguardar nuestra integridad física y evitar más desastre del que por sí solo causan los fenómenos naturales.

Por esta razón, vale la pena conocer algunas recomendaciones que podemos llevar a cabo previo a cualquier situación de esta naturaleza o durante ese momento. A continuación enlistamos 10 consejos para considerar en caso de desastre:

1. Conoce los contactos de emergencia

Un punto muy importante es conocer a dónde nos dirigirnos en caso de alguna emergencia. Para ello puede consultar los teléfonos de emergencia y asistencia del lugar donde resides y tenerlos a la mano en tu casa. También puedes llevarlos en tu teléfono móvil o imprimir versiones individuales para llevarlas en tu vehículo, bolsa o cartera.

El número 911 cuenta con apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública, respaldada con los servicios de:

  • Protección Civil – Teléfonos: 56157970 | 5683.2222
  • Cruz Roja Mexicana
  • Escuadrón de Rescate y Emergencias Médicas (ERUM)
  • Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF)
  • LOCATEL – Teléfono 5358.1111
  • Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano de la CDMX (C5) – Teléfono 5036.3000

El 911 está disponible las 24 horas del día, los 365 días del año y tiene la función de la georreferenciación para detectar el origen de las llamadas de auxilio y poder dirigir a las y los ciudadanos a los centros más cercanos.

2. Ubica todas las posibles rutas de escape

En conjunto con todos los miembros de tu familia, busquen todas las posibles maneras de salir de casa en caso de algún fenómeno natural o siniestro de cualquier tipo.

Además de las salidas obvias, como la puerta del frente o alguna hacia un patio,  toma en cuenta las ventanas (preferentemente las de un primer piso). Trata de encontrar al menos dos formas de escape seguras.

Ubicar las salidas de evacuación, también es una recomendación que aplica para tu lugar de trabajo.

3. Practica tu plan de escape

Cada determinado tiempo (por lo menos dos veces al año) practica tu plan de escape. Algo muy recomendable es tratar de memorizar dónde y cómo están ubicadas las cosas en cada habitación, esto te ayudará en caso de que en un incidente se vaya la luz o no puedas ver bien a causa de humo o escombros.

4. Asigna un punto de reunión a una distancia segura de tu casa

En conjunto con tu familia, asignen un lugar no muy lejos de su casa que todos conozcan. Este funcionará como punto de reunión en caso de que no logren escapar todos al mismo tiempo o no se encuentren juntos en ese momento.

5. Determina qué tipo de desastres predominan en tu área

Si vives en el Distrito Federal, quizá no tienes por qué prepararte para un huracán, pero si,  por ejemplo, para  una inundación o un sismo.

Mientras que algunos desastres, como un incendio, pueden pasar en cualquier parte, los peligros a los que te puedes enfrentar varían de un lugar a otro. Por ello es importante recordar e investigar cuáles son los fenómenos naturales más comunes en tu localidad.

6. Haz un kit con provisiones de emergencia

Si bien nunca se podrá estar 100% preparado para todos los fenómenos naturales, lo que si podemos es preparar un kit con provisiones. El kit de suministros básicos de emergencia deberá incluir los siguientes artículos:

• Agua embotellada para consumo e higiene, por persona para al menos tres días.
• Alimentos no perecederos para, al menos, tres días y abrelatas manual.
• Una radio y pilas de repuesto.
• Lámpara manual auto recargable o pilas de repuesto.
• Saco de dormir y/o cobijas.
• Tabletas o gotas de cloro, para purificar el agua.
• Artículos de higiene personal.
• Toallas húmedas y/o gel antibacterial.
• Botiquín de primeros auxilios.
• Silbato para pedir ayuda.
• Máscara para polvo
• Llave o tenazas para cortar los servicios públicos.
• Mapas del lugar.

7. Considera suministros adicionales 

Una vez que hayas reunido las provisiones del kit básico de emergencia, considera agregar otros artículos como:

• Anteojos y medicamentos recetados.
• Fórmula y pañales (en caso de tener bebés).
• Dinero en efectivo
• Documentos importantes como copias de las pólizas de seguro e identificaciones, conservadas en un envase impermeable.
• Muda completa de ropa.
• Extintor de incendios.
• Fósforos dentro de un envase impermeable.

Asimismo es recomendable conservar un kit más pequeño en la cajuela de tu coche, este también podría incluir mapas, cables de emergencia, un teléfono celular con plan de prepago, etc.

8. Prepara a tus hijos

Si tienes hijos es importante que consideres hablar con ellos acerca de qué son los fenómenos naturales (y otros siniestros en general), cuál es la importancia de la prevención y que es necesario tomarlo con seriedad. Cuando los niños entienden mejor de qué se trata, pueden reaccionar y encarar mejor la situación.

9. Mantente informado

Este punto lo puedes realizar antes o durante una eventualidad y se refiere a mantenerse al tanto de la existencia de una situación peligrosa inminente, así como de circunstancias que se vayan presentando durante un fenómeno determinado. En caso de evacuación, sería necesario por ejemplo, saber si ocurriera un cierre de vialidades o de carreteras o la caída de algún puente, por lo que estar al pendiente de noticias es imprescindible.

10. Familiarízate con las señales y usa la tecnología

Conoce las alertas y advertencias locales y busca cómo las recibirás, además de los planes locales de emergencia para refugios y evacuación.

Existen aplicaciones para tu teléfono celular con las que podrás estar al pendiente de cualquier advertencia de peligro o incluso hay algunas cuyo objetivo es ayudarte en caso de algún fenómeno natural.

Por ejemplo hay algunas apps de alerta temprana, con las que podrás recibir noticias de huracanes o la Alerta Sísmica del Valle de México a través de notificaciones en tu celular y además podrás mantente informado con avisos de actividad sísmica en todo el país; puedes buscar alguna que además te brinde información de protección civil y de prevención ante desastres naturales.

Esperamos que estos consejos te ayuden en caso de ser necesarios y a hacer conciencias acerca de la importancia de la organización y la prevención.

UTEL Editorial