Tener un entorno de trabajo saludable repercute en la productividad y la disminución del estrés, ¿sabes cómo crear una atmósfera de trabajo agradable? Aquí te lo decimos en 10 pasos.

En publicaciones anteriores hemos hablado sobre la importancia de mantener una oficina organizada, también sobre los factores a tomar en cuenta cuando se trabaja en el hogar .  Por otro lado, cuando se trabaja en una organización surgen otros retos, tanto en la propia oficina, como en el ambiente en el que se desempeña el profesionista. Por esto, te damos algunos consejos para lograr un entorno de trabajo agradable.

El rendimiento de un profesionista en el trabajo depende de muchos factores, tanto internos como externos. En ocasiones existe un ambiente de trabajo agradable, sin embargo no puede haber éxito si no se tienen los hábitos personales correctos, como el orden en la oficina, para empezar, tu lugar de trabajo refleja de cierta forma tu personalidad.

Para el entorno de trabajo agradable se tienen que combinar de buena forma los hábitos personales con tu forma de tratar a otras personas, incluidos tus jefes, y por supuesto tú forma de realizar las tareas. Aquí compartimos, cinco consejos para ser ordenado y relacionarte:

Mesa de trabajo limpia. Es preciso tener orden y limpieza en nuestra mesa de trabajo, de esta forma el acontecer diario será más sencillo tanto para ti como para las personas que interactúan alrededor.

Mantén todo a la mano. En el ambiente de trabajo debes de ser aliado de la funcionalidad, trata de no tener muchas cosas innecesarias sobre tu escritorio y solo lo esencial, al alcance de la mano.

Reset de orden. Después de completar una tarea, en caso de que tengas que efectuar muchos movimientos en tu escritorio, regresa todo a su forma original, antes de comenzar una nueva tarea.

Establece lugares específicos para cada cosa. En caso de que utilices artículos de oficina que compartas con el resto de los miembros en tu organización, asegúrate de tener orden para que el trabajo de los demás pueda fluir de manera correcta con el tuyo.

Comunícate e interactúa. Esto es importante en todos los espacios de nuestra vida, dado que somos seres sociales cuyo trabajo se funda en la interacción, mantén siempre una comunicación adecuada con tus jefes y compañeros de trabajo  y verás que todo fluye a la perfección.

Tolerancia. En caso de que tus compañeros de trabajo no adopten tus hábitos, practica y ejercita la tolerancia.

Rutina. Establece tu rutina de trabajo con objetivos personales y en equipo.

Electricidad. Relacionado con el punto del orden, asegúrate de que en tu oficina existan varios contactos y un supresor de sobrecargas para evitar daños a los equipos.

Aislamiento. Establece formas de lidiar con el aislamiento sin perder concentración (tanto en oficina como en casa), como por ejemplo abrir ventanas o escuchar un poco de música.

Dispositivos móviles. Mantén todos tus dispositivos actualizados con tus datos, en casa de que tengas que recurrir a uno de ellos en determinado momento.

No solo se trata de tener orden en tu ambiente de trabajo para beneficio personal, también de esta forma podrás llevar una relación correcta con tus compañeros de trabajo, ya que tus hábitos hablan mucho de ti.

Ernesto Uranga

UTEL Editorial

boton contacto| Blog – UTEL


Estudiar en línea