Acceder al mundo laboral, es un deseo que, a veces, se torna bastante complicado, ya sea por las crisis económicas, que se suceden una tras otra, la falta de preparación o, la inexperiencia. Cuando debería de ser, una de las columnas de la sociedad, el derecho al trabajo digno (Arts. 5° y 123°, CPEUM).

Uno de los principales inconvenientes a los que nos enfrentamos, es la edad. Quienes tienen mayores dificultades son, los menores de 25 años y los mayores de 45. Pero la edad no es el único impedimento, aquellos que, no han trabajado nunca, como algunas amas de casa que se ven en la necesidad de acceder al mercado laboral por diversos motivos, lo tendrán mucho más complicado, al igual que aquellos que han pasado mucho tiempo desempleados.

A continuación, vamos a analizar tres formas de encontrar empleo por lo que, te invitamos a leer este artículo, cuya información, es interesante y con toda seguridad te serán de ayuda.

  • Ofrecer servicios profesionales on line (actual).
  • Acudir a las agencias de bolsa de trabajo (tradicional)
  • Visitar a empresas que soliciten servicios de profesionales (tradicional).

Una de las primeras preguntas que te debes hacer, es: ¿a quiénes les podrá interesar mis servicios profesionales? Debes reducir tu público objetivo, ya que, esta sola acción, aumenta tus posibilidades de ser visto por quien te interesa.

Basado en tus habilidades actuales, ¿cuál es el tipo de empleador que, con el que te hace más sentido colaborar?, ¿en qué tipo de empresa te gustaría colaborar? Parte de saber cómo ofrecer tus servicios profesionales on-line, es necesario conocer, dónde y cómo hacerlo.

Las áreas de reclutamiento de personal de algunas empresas, también navegan en internet, buscando perfiles para contratar. Comienza por buscar comunidades, grupos en redes sociales, foros en Google, etc., y recopila una lista de al menos 3 a 5 lugares donde veas mayor actividad y analízalos.

Si eres estudiante o egresado de UTEL, podrás acceder a ofertas y vacantes exclusivas de OCCMundial.

Lo mencionado con anterioridad, te servirá de base, para el siguiente paso y te asegurará que, el esfuerzo en tus búsquedas, sean fructíferas.

Tips extras:

  • Colócate frente al empleador que tienes en mente.
  • Ten bien claro, cuál canal de empleo debes utilizar, con base al empleador que quieres que te vea.
  • Actualiza tu Currículum vitae y sé activo en esos canales.
  • Dales lo que quieren.
  • A los empleadores, les interesa lo que puedes hacer por ellos. Comunícate claramente con ellos.

Ya sea con mensajes directos en LinkedIn, correos tradicionales o electrónicos, o incluso llamadas y visitas personales inesperadas, debes hacerles saber que estás disponible y hacerte notar. Pudiera ser intimidante para la mayoría, pero esto te diferenciará del 99% de los demás profesionistas que no están dispuestos a hacerlo.

En algún momento llegará la hora de coger el teléfono o hacer alguna llamada y hablar de lo que tienes para ofrecer. Debes tener las respuestas, a probables preguntas, no debiendo de esperar al último momento para prepararlas. ¡Es importante que siempre te mantengas vigente en tu área de dominio!

Este, es el primero de una serie de tres, te esperamos en nuestra siguiente publicación, para analizar la siguiente opción: Acudir a las agencias de bolsa de trabajo. ¡Éxito!

José Barrientos
Estudiante de la licenciatura en Derecho