Las formas y técnicas actuales del cómo se aprende juegan un papel decisivo  en la preparación del estudiante, los “Binaural beats” aceleran el proceso cognitivo.

Los Binaural beats

En 1993 la psicóloga estadounidense, Frances Rauscher, publicó en la revista “Nature”, un artículo basado en una investigación, acerca del llamado “Efecto Mozart”, que es la serie de beneficios que produce el hecho de escuchar música compuesta por Wolfgang Amadeus Mozart y a partir de entonces se ha explorado la repercusión del sonido en el aprendizaje y como auxiliar pedagógico.

Poco conocidos en México y el mundo entero son los  Binaural Beats o ritmos binaurales, los cuales trabajan enviando frecuencias hertzianas diferentes a cada uno de los oídos, haciendo que los hemisferios cerebrales izquierdo y derecho, trabajen al unísono para escuchar una frecuencia fantasmal de tercer tono.

El proceso de ritmo binaural puede utilizarse para estimular diferentes estados de la conciencia, seleccionando patrones adecuados para lograr una onda cerebral deseada. El Dr. Gerald Oster, biofísico norteamericano, descubrió que la sincronía neural estimulada por los estos binaurales es un aspecto principal que asiste al cerebro para funcionar a un nivel superior.

Los binaural beats del rango Alfa, Teta y Delta, proveen un continuo suministro de relajación y estimulan un re-cableado a través del cálculo de señal audio-neurológica. Estos sonidos inducen a nuestro cerebro, de manera positiva, a dar las órdenes precisas para producir ciertas sustancias que necesitamos para funcionar mejor cognitivamente hablando.

¿Cómo suenan exactamente? El sonido que producen los Binaural Beats son parecidos a los de motores supersónicos, van de menos a más con distintas variaciones y tonalidades, de primera instancia pueden escucharse raros o anormales, pero conforme pasa el tiempo, el oído omite las molestias iniciales y se acopla a los ritmos.

Para mayor efecto se requieren de unos audífonos de alta fidelidad, es muy importante poner los auriculares en los oídos correctos ya que de lo contrario será nula la actividad. Cabe señalar que no es magia, es solo un auxiliar en el proceso del aprendizaje, la asimilación y trabajo cognitivo se acelera con los ritmos binaurales, no son sustitutos de ningún método.

Experimentar nuevas alternativas cognitivas, abrirá un nuevo horizonte en la forma en la que concebimos el aprendizaje.

 

Adair Rodríguez

UTEL Editorial