Los estudios de mercado permiten a las empresas detectar oportunidades, reducir riesgos y evaluar el impacto causado en el mercado, por eso es fundamental saber cuál es el perfil del consumidor, el cual se define como el conjunto de características demográficas, sociales y de mentalidad que distinguen a los consumidores de una marca, clientes de un establecimiento y usuarios de un servicio.

Este perfil se obtiene mediante la investigación del cliente describiendo las características sobre un producto o de los usuarios sobre un servicio determinado, el cual sirve para definir al público objetivo; siendo esta una variable muy importante para cualquier estrategia de marketing.

Para identificar al tipo de consumidor se requiere de ciertas características que los agruparan en un nicho definiendo su perfil, segmentando el mercado en un número reducido de subconjuntos (segmentos) siendo similares en cuanto a su comportamiento, necesidades, motivaciones, etc., de los cuales se selecciona cuál es el grupo más atractivo para la empresa.

A continuación se muestran las características de los diferentes perfiles:

Perfil Demográfico. El consumidor es descrito en función a sus características físicas (edad, sexo, etc.), sociales (estado civil, clase social, etc.) o económicas (ingresos, educación, empleo, etc.)

  • Edad. Menos de 12, 12-17, 18-34, etc.
  • Sexo. Masculino, Femenino
  • Nivel socioeconómico. Menos de 25000, 26000-30000, etc.
  • Ocupación. Profesional, Licenciado, Ingeniero, obrero, etc.
  •  Nacionalidad. Mexicano, español, argentino, etc.

Perfil Psicográfico. Los motivos por el cual el cliente adquiere un servicio; en cuanto a la personalidad se refieren a las tendencias perdurables de la reacción de un individuo.

  • Necesidades: Vivienda, seguridad, tranquilidad, etc.
  • Personalidad: Extrovertidos, agresivos, etc.
  • Percepción: Riesgo bajo, riesgo moderado, riesgo alto.
  • Actitudes: Positiva o negativa

Perfil Conductual. En éstas características respecto a su comportamiento se tienen en cuenta las cantidades de producto consumidas, así como los hábitos de consumo o de utilización.

  • Expectativas. ¿Qué busca?, ¿qué requiere?, etc.
  • Valores. Superficial, honesto, dadivoso, etc.
  • Creencias. Religión, espiritual, etc.

Perfil estilo de vida. Se refiere a las características generales del individuo, situándose a nivel más profundo. El estilo de vida, de actuar, de utilizar el tiempo y de gastar el dinero.

  • Actividades: Deportista, lector, etc.
  • Intereses: Autos, viajes, ropa, etc

Para conocer más sobre el comportamiento actual del consumidor.

Iván Mendoza

UTEL Editorial

Perfil del consumidor| Blog – UTEL