El “marketing cultural” es un término que se refiere a la estrategia de dar difusión a los proyectos propuestos por las organizaciones o instituciones de carácter propiamente cultural. El modelo de mercadotecnia para la cultura, busca cubrir las necesidades de los consumidores específicamente del mercado cultural.

Algunas de las tareas son: investigar sobre cuáles son los canales comunicativos más óptimos para las instituciones públicas o privadas dedicadas al mercado cultural, junto con la utilización de diversas técnicas de investigación -cualitativas o cuantitativas- que ayudan a conocer el perfil del público potencial de una organización.

¿Cómo hacer marketing cultural?

Se puede hablar de dos vías para hacer mercadotecnia cultural, el estudio del entorno  natural -referente al sector cultural- o por la percepción de organizaciones ajenas al mundo de la cultura.

Este tipo de marketing, no sólo consiste en guiar el patrocinio de los servicios que ofrece una organización cultural, sino también depende en gran medida de la constante búsqueda de propuestas innovadoras que generan nuevos canales de comunicación con la sociedad, para así incitar a que el público se abra al panorama cultural.

Funciones de la mercadotecnia cultural

La función es la de posicionar los “productos o servicios” que ofrece una institución u organización dentro del mercado cultural, a través de la difusión y publicidad. Sus objetivos son:

  •  Captar nuevos clientes y mercados
  • Aumentar los canales de distribución comercial
  • Informar, captar e incitar a un mayor consumo cultural
  • Mejorar las relaciones con los distintos clientes de cualquier organización
  • Aumentar la información sobre la realidad del mercado
  • Sensibilizar socialmente a los públicos.

El marketing cultural ayuda a la organización a identificar el perfil de su público,  concientiza al personal de la institución sobre los recursos económicos y físicos que tiene disponibles para posicionar rentabilidad de sus servicios y por último retoma su misión corporativa para después determinar los elementos del marketing mix (producto, precio, plaza y promoción) y así lograr el efecto deseado en su target.

Algunas estrategias para “posicionar y vender” el trabajo artístico, dependen de una adecuada administración de bienes. Acción que debe ser coherente con la misión a  cumplir, que no es otra cosa sino la de promover la cultura a través de una accesibilidad más fortuita que aumente su audiencia y facilite el acceso a distintos tipos de arte.

En general, el marketing cultural es el conjunto de acciones y estrategias cuyo objetivo es el de incrementar el interés cultural en la sociedad por medio de la difusión y publicidad, colaborando en el proceso ya sea de formación o consolidación en la imagen de la organización.

 

Ivan Mendoza Meneses

UTEL Editorial

¿Qué es el marketing cultural? | Blog – UTEL


Estudiar en línea