Un tratado de libre comercio está basado en un pacto comercial regional o bilateral, para dar mayor cabida al mercado de bienes y servicios entre las naciones que lo establecen; estriba en la supresión o un descuento significativo de los aranceles (impuestos, tributos y contribuciones) para los bienes entre los países y acuerdos en lo respectivo a servicios.

Dichos tratados se estipulan bajo regimientos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que también pueden ser constituidos por común acuerdo entre las naciones. Esto se ejecuta siempre bajo un marco legal coadyuvando al estímulo de la economía entre los países y el beneficio mutuo, antes de firmarse son evaluados y consensados para deliberar si entran en vigor.

En el año de 1994, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, México firmó el tratado más importante de su historia: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en el que intervienen México, Estados Unidos y Canadá. Con ello se aumentó esencialmente la inversión privada en territorio nacional y se promovió la competencia comercial entre sus partes.

El TLCAN ha cumplido 15 años, en donde el crecimiento económico de los países se ha fortalecido, esto considerando el soporte financiero con el cual cuenta cada nación. El mercado se ha beneficiado con los niveles de inversión, que se capitaliza en la generación de empleos, además se han diversificado los bienes de consumo disponibles y por último ha colocado a México en un sitio estratégico dentro de la escala de países en vías de desarrollo.

Gracias a la firma de este tratado, las empresas en crecimiento tienen mayor acceso a los capitales de inversión, financiamientos y beneficios en la posible importación de sus productos o servicios. No se trata solo de intercambio de mercancías sino también de los procesos de producción y manufactura, así como acercamiento intercultural.

México tiene firmados 12 tratados de libre comercio con 45 socios comerciales y en los últimos sexenios se ha registrado un récord en la firma de tratados, así la economía nacional tiene mayor presencia en países como Chile, Costa Rica y Colombia, donde México ha destacado por exportar más de lo que importa.

Los principales productos que exporta México son: autos, autopartes, aceites, máquinas y material eléctrico. A pesar de ser una economía emergente, los inversionistas ven en el país un sitio próspero con grandes posibilidades para incursionar; la solvencia y fortalecimiento del TLCAN le han brindado un sitio privilegiado para la iniciativa privada, fomentando la competencia y los beneficios tangibles para la sociedad

 

Adair Rodríguez

UTEL Editorial