Pensar en el futuro es muy común cuando se tiene ansiedad. Preguntarnos frecuentemente ¿Qué pasará? genera incertidumbre y no nos permite disfrutar del presente.

En la terapia cognitiva conductual se ha demostrado que cuando existe un trastorno de ansiedad está directamente relacionado a un proceso mental basado en el futuro, donde pueden existir diversos tipos de ideas aunque recurrentes.

El primer pensamiento que se manifiesta es el razonamiento dicotómico que, al combinarse con la idea de lo que pasará en el futuro, impide poner en perspectiva todas las alternativas que se tienen para solucionar el problema o situación por la que se está atravesando. Esto ocasiona que la persona se centre únicamente en el “sí” y en el “no”, en lo “bueno” y en lo “malo” de las circunstancias, llevándola a pensar que no hay una resolución a sus problemas. 

El segundo pensamiento se conoce como sobregeneralización, caracterizado por alterar la visión objetiva de un acontecimiento, provocando anticipaciones negativas o preocupaciones que conducen a la persona con ansiedad a sentir que la situación que le aflige es cada vez más difícil de solucionar. 

Como tercer punto, existe la llamada dependencia de juicios de terceros. Sucede cuando se tiende a sostener una postura negativa ante la solución de un problema causando consecuencias aún más catastróficas y percepciones equivocadas para la persona que vive con ansiedad, por lo que comienza a depender de terceros que le imprimen seguridad en la toma de sus decisiones. Esta acción no la realiza con la intención de buscar segundas opiniones, sino para evitar decidir por su propia cuenta y, de esta manera, poder culpar a un tercero en caso de que exista una consecuencia negativa que la persona idealizo con anterioridad. 

Este trío de pensamientos evita que nos enfoquemos en la realidad de la situación, nos introduce en un bucle de ideas recurrentes que, en consecuencia, provocan inseguridad ante nuestra toma de decisiones y, por ende, en nuestra interacción con la sociedad.

Considera que el futuro es algo que tarde o temprano llega, así que observa tu presente y realiza acciones que te permitan formar un futuro objetivo y real, en el cual logres tener control tanto de tus pensamientos como de tus emociones y acciones.

Disfruta de lo que estás viviendo en este momento, aprende de las consecuencias y comparte dichos aprendizajes para retroalimentarte de otros.

Recuerda que si no tienes control sobre tus pensamientos y el razonamiento dicotómico, y si la sobregeneralización y la dependencia de los juicios de terceros te dominan puedes acercarte a un profesional de la salud mental.

Completa nuestro formulario aquí

Psic. Marcos Jesús Marchand Roldán
Orientación Psicológica
Programa de Éxito Académico y Profesional (PEAP)

Bibliografía:
Psicología clínica de la salud. Un enfoque … – Google Books. Se recuperó el marzo 19, 2021 de
https://books.google.com.pe/books?id=Te75iok5oAgC&printsec=copyright


Programas en línea