La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más de tres millones de personas cada año quedan ciegas por causa de un exceso de radiación solar y, con la llegada de las vacaciones, el problema se agudiza porque la mayoría decide acudir a destinos de playa.

Es importante hacer notar, de acuerdo a los especialistas en salud visual, que la exposición a la luz solar directa,  puede ocasionar sequedad ocular e irritaciones, así como quemaduras en la córnea; los rayos ultravioleta pueden dañar irreversiblemente la retina y llegar a causar ceguera permanente, y adicionalmente, pueden causar varias enfermedades, entre ellas:

• Pterigión, son crecimientos anormales por inflamación de la superficie externa del ojo.
• Pingüecula, es un tumor común y benigno del tejido delgado y transparente del ojo.
• Degeneración macular, es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda, lo que dificulta la lectura y la visualización de los detalles finos.
• Cataratas es una opacidad del cristalino del ojo.

Consejos para evitar el daño ocular

Para tener una buena salud ocular y evitar daños en tu visión, te comparto los siguientes consejos:

• Evitar largas exposiciones al sol y no mirarlo nunca directamente, ni con gafas, ni en días nublados.

• Cuando se va a nadar evitar el uso de lentes de contacto y si son necesarios, procurar que sean desechables, pues los blandos se pueden contaminar y los duros es más probable que se pierdan.

• Utilizar lentes que bloqueen el 100% de los rayos UV, durante los días y las horas en que la luz solar sea intensa, las gafas oscuras sin filtro o con filtro de mala calidad pueden ser incluso contraproducentes, ya que pueden hacer que el ojo presente una dilatación pupilar y sea más sensible a la radiación por una mayor entrada de rayos UV.

• Al estar en piscinas, procurar el uso de gafas protectoras ya que el cloro del agua de muchas de ellas, puede causar irritación que hará que los ojos sean más sensibles a la radiación solar.

• Al realizar deportes al aire libre, es de especial importancia la protección de los ojos por la posibilidad de lesiones oculares.

• Mantener siempre limpios los párpados y zonas próximas a los ojos, de restos de polvo o arena o de secreciones. Es importante limpiar constantemente los párpados con agua manteniéndolos siempre cerrados.

• La protección para los niños es también de suma importancia, lo más aconsejable es ponerles gafas de sol, ya que está demostrado que más de la mitad del tiempo que pasamos expuestos al sol en nuestra vida se produce antes de los 16 años.

• El agua salada, excepto que sea agua contaminada, no es mala para los ojos. En general en el mar no vamos a tener problemas de visión si el agua está limpia. Sin embargo sigue siendo importante el uso de careta y protección si se va a realizar un deporte en especial.

En caso de conjuntivitis, visión borrosa, dolor, sensación de cuerpo extraño, sensación de arena, lagrimeo, picazón, enrojecimiento, sensibilidad a la luz, legañas excesivas, inflamación o cualquier otra molestia ocular, se recomienda acudir al oftalmólogo y nunca frotar los ojos, es mejor parpadear.

Toma en cuenta estas recomendaciones que son de mucha utilidad para ti y tus seres queridos.

Julio Gutiérrez Mares
Servicios Escolares UTEL

Botón contacto

Las opiniones y posturas vertidas en los artículos publicados en el Blog UTEL son de exclusiva responsabilidad del autor o autores de los mismos, y no reflejan necesariamente los puntos de vista de la Universidad Tecnológica Latinoamericana en Línea.