Aplica estas recomendaciones en tu trabajo o estudio en línea.

Si bien el estudio y el  trabajo en línea son una realidad en diferentes países (y desde hace varios años), en México todavía no estamos muy familiarizados con estas modalidades, por ello, la contingencia que estamos atravesando ha tomado a muchos por sorpresa.

Para nuestros estudiantes realizar las actividades en línea es cosa de todos los días, y debido a que han logrado perfeccionar sus habilidades para la autogestión, la disciplina y la responsabilidad, te compartimos 5 de sus consejos más efectivos,  para mejorar la productividad desde casa:

Antes de empezar, asegúrate de que cuentas con los requerimientos necesarios para ejecutar tus actividades vía remota. Más allá de la luz y el internet, corrobora que en tu computadora puede abrirse todo lo que necesitas para tu trabajo o estudio, considera todas las plataformas que ocupas en tu día a día.

¡Sal de la cama y arréglate!

Nada se compara con la comodidad de estar en pijama y en la cama, pero la primera recomendación para “entrar en papel”, es prepararte como si fueras a salir. Esto te servirá para tomártelo en serio y evitar la tentación de procrastinar.

Platica con tu familia

Es importante pedirle a tus familiares que te den tu espacio y lo tomen con seriedad. Si tienes hijos diles que van jugar a que te encuentras trabajando y pídeles te hablen con moderación…si logras convencerlos, evitarás muchas distracciones.

Algunos de nuestros estudiantes, aseguran que su mejor estrategia es madrugar  y realizar sus lecturas y actividades, un par de horas antes de que su familia despierte; algunos otros, prefieren hacerlo mientras sus hijos duermen. De esta manera no merman la cantidad de tiempo que pasan con ellos y pueden estudiar sin contratiempos.

Asigna un espacio para trabajar

Puede resultar muy cómodo estar recostado mientras trabajas o estudias, sin embargo después de un rato podría empezar a generar malestares en tu espalda o cuello. Por ello te recomendamos asignar un lugar adecuado, con suficiente espacio y luz.

Establece un horario

La administración del tiempo es fundamental, por ello la recomendación es establecer un horario. En el caso del home office, puedes determinar un horario de “entrada” y de “salida”, si es posible implementa una videoconferencia con tu equipo de trabajo. No olvides asignar un tiempo para desayunar y comer, ir al baño y quizá para un par de minutos  de esparcimiento.

“Algo que me sirvió muchísimo para lograr mis objetivos profesionales diariamente fue la técnica del pomodoro. Consiste en trabajar durante 25 minutos sin ninguna distracción y pasando ese periodo puedes relajarte durante 5 minutos, parece mentira pero trabajar enfocada durante 25 minutos aumentó mi productividad en más del 60%. Así podía establecer objetivos más pequeños, pero que al final significaban un gran resultado.” Teresa Gutiérrez Maceda Bernal, Mtra. en Marketing Digital y E-Commerce 

Si los requerimientos de tu empresa o trabajo lo permiten, un tip del estudio en línea es enfocarte en cumplir objetivo y actividades, más que en sumar horas.

¡Aprovecha esta oportunidad!

Demuestra que puedes ser igual o más productivo, haz el mejor trabajo posible y deja en claro que eres un profesionista capaz y disciplinado.

Quizá esto pueda ser un parteaguas en el escenario laboral en México y abrir la posibilidad de que más adelante los empleadores vean en el home office una opción viable y efectiva.