La Estrategia Nacional de Turismo con perspectiva a 2024, tiene como objetivos: posicionar a México como una potencia turística competitiva y vanguardista, hacer del sector un pilar para el desarrollo justo y equilibrado entre comunidades y regiones, así como contribuir a la edificación del Plan Nacional de Desarrollo. Para ello, se llevarán a cabo estrategias específicas y proyectos detonadores de la actividad turística.

El Secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, señaló que México es un referente turístico mundial, pues actualmente se ubica en el sexto lugar en recepción de turistas internacionales y asegura que su importancia es tal, que su contribución al PIB alcanza el 8.8%, superando a sectores como la construcción, servicios financieros, fabricación de equipo de transporte, minería y el sector primario, generando 4 millones de empleos directos.

La nueva visión del turismo se centra en cinco estrategias específicas: consolidar la integración y el desarrollo regional del sureste mexicano, con infraestructura de alto impacto; regionalizar destinos con vocación turística en macro regiones; aumentar el gasto; conciliar el turismo como herramienta de integración y reconciliación social; diversificar los mercados para comercializar y posicionar nuestros destinos y productos turísticos.

Además de considerar cinco detonadores de la actividad turística nacional:

Proyecto de alto impacto de mayor relevancia turística. Su paso por los estados de Quintana Roo, Campeche, Chiapas, Tabasco y Yucatán enmarcará el cinturón de integración y de desarrollo regional más importante de la historia y la más grande inversión en los últimos años.

El recorrido integrará a más de 190 recursos turísticos; entre ellos: playas, zonas arqueológicas, museos, Pueblos Mágicos y ciudades Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Este proyecto está relacionado con la política de regionalización que se hará extensiva a todo el país, para que la actividad turística sea más equilibrada. Para ello, se establecieron ocho macro regiones: Centro, Centro–Norte y Occidente, Noroeste, Mar de Cortés, Golfo, Norte–Centro, Península de Yucatán, y Pacífico–Sur.

La regionalización valora y se sustenta en programas con solidez institucional como Pueblos Mágicos, Ciudades Patrimonio Mundial de la Humanidad y los atractivos potenciales presentes en cada una de las 134 plazas con vocación turística del país.

A través del desarrollo de este proyecto se reconoce la importancia del mercado interno, que representó 242 millones de turistas nacionales y un consumo de más de 2 billones de pesos en 2018. Se incrementará el potencial turístico doméstico, para disminuir la estacionalidad en temporadas bajas y medias, a través de dos programas:

  • Disfruta México, mediante el cual se establecerán acuerdos con tour-operadores y socios estratégicos nacionales para ofrecer paquetes turísticos de bajo costo.
  • Sonrisas por México, con el que se instrumentará el proyecto piloto de Turismo Social, para fomentar que los mexicanos de escasos recursos y grupos vulnerables viajen de manera gratuita por el país, como parte de su derecho universal al descanso y a la recreación.

Proyecto que responde a la necesidad de hacer más rentable nuestra oferta, diversificar, segmentar y explorar mercados emergentes, consolidados, potenciales y exploratorios. Para ello, se plantean dos programas específicos:

  • Operación Toca Puertas, enfocado a posicionar a México como un destino referente del turismo internacional, especialmente a nichos de alto poder adquisitivo como: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Emiratos Árabes Unidos, India, China, Corea, Japón y Rusia.
  • Reencuentro con mis Raíces, a partir del cual se plantea cuidar el mercado natural: Estados Unidos y Canadá, para incrementar tanto el número de viajes, como el gasto turístico de la población México-americana.

El turismo presenta un desarrollo asimétrico en términos de su verdadero potencial. Su relevancia para la convivencia, integración y reconciliación social son aspectos que, en los próximos años, deben quedar claros.

En una primera instancia, se trabaja con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) en un proyecto de mejoramiento y rescate de zonas turísticas urbanas y rurales, que busca atender necesidades de vivienda, agua potable, drenaje, electricidad y otros elementos de infraestructura básica.

Durante el evento de presentación de esta estrategia, el titular de la Sectur destacó la importancia de encaminar acciones de reestructuración y modernización de la profesionalización de competencias de los prestadores de servicios turísticos, destacando el interés por la creación de planes y programas de estudio que se adecuen y estén a la vanguardia conforme a las necesidades y tendencias del mercado.

La Maestría en Dirección de Empresas Turísticas de la UTEL desarrolla profesionistas capaces de enfrentar los retos y satisfacer las necesidades de la sociedad, mediante la gestión de recursos, dirección y toma de decisiones en las organizaciones turísticas, incentivando el espíritu emprendedor que permita crear fuentes laborales, que contribuyan al desarrollo socioeconómico de la región.

¿Te gustaría ser parte de la nueva estrategia del sector turístico nacional?

Estudia la Maestría en línea en Dirección de Empresas Turísticas


Secretaría de Turismo (25 de febrero de 2019). Estrategia Nacional de Turismo 2019-2024. Enero, 2020, de Gobierno de México. Sitio web: https://www.gob.mx/sectur/prensa/estrategia-nacional-de-turismo-2019-2024-tendra-un-sentido-democratico-miguel-torruco