La educación online es un proceso de enseñanza-aprendizaje desarrollada en su totalidad en una plataforma digital aprovechando las nuevas tecnologías de comunicación, brindando grandes ventajas al estudiante dado que apunta a la globalidad, ya sea por su cultura como por sus metodologías de enseñanza.

El aterrizaje de las nuevas tecnologías ha tenido como resultado una evolución a gran escala de la educación. Internet se estableció para que los estudiantes puedan obtener un sinnúmero de información, la cual les permite aprender desde cualquier lugar del mundo, además de complementar lo aprendido en las aulas.

La educación online es una realidad, no solo como un canal para aprender sobre un sinfín de temas, sino también, para brindar mayores oportunidades y, una gran ventana para quienes en el pasado no poseían fácil acceso al aprendizaje.

Desde 2010, la educación en línea en América Latina ha crecido un 73%, mientras que la presencial solo lo ha hecho un 27%. Aquel año, en torno a 2,5 millones de los 21 millones de universitarios estudiaban a distancia, lo que suponía el 11,7%. En 2017, alcanzó el 15,3% hasta llegar a los 4,3 millones de alumnos, según datos de la UNESCO y la Fundación Carolina. Brasil es el país con mayor penetración de este tipo de educación, seguido de Colombia y México (El País, 2020).

Esta nueva metodología del aprendizaje es una herramienta muy útil para aquellos que trabajan o poseen otras responsabilidades que les imposibilita movilizarse a un aula de manera presencial, de igual manera a las personas que residen en poblaciones rurales alejadas, no cuentan con la conectividad deseada y disponen de menos recursos. También para personas que poseen algún tipo de discapacidad que les impide desplazarse o seguir el ritmo tradicional.

Dentro de las muchas ventajas que ofrece el e-learning podemos destacar: la movilidad y flexibilidad de brindarle al estudiante la capacidad de participar de un programa académico desde cualquier lugar y en cualquier momento, solo basta con una conexión estable a Internet. Tener acceso al contenido durante las 24 horas del día, disponible para ser visto las veces que sean necesarias y completar su aprendizaje. Se puede optimizar el tiempo y dinero, ya que no solo elimina los traslados a un centro de estudios, sino que reduce los costos de los materiales de aprendizaje, alimentación, entre otros. La educación online facilita el trabajo colaborativo al permitir el acceso a grupos, chats, debates, foros y prácticas en plataformas que enriquezcan los conocimientos.

Por último, se obtiene orientación personalizada entre estudiantes, profesores y tutores, donde facilitan la resolución de dudas e ideas; por su parte el estudiante deberá ser más activo y practicar la autogestión, ya que se requiere de disciplina para saber manejar estos métodos y cumplir con los deberes (CNN, 2020).

De esta manera, se puede apuntar a un aprendizaje global ya sea por su cultura o por sus metodologías de enseñanza. Los programas académicos de UTEL Universidad responden a las necesidades inmediatas profesionales de los alumnos y se adaptan a las demandas del mercado laboral actual.

¡Conoce la Universidad UTEL en Perú!

Ricardo Bobadilla
Equipo Branding & PR UTEL Internacional

Referencias
Las oportunidades que la educación en línea brinda hoy a millones de estudiantes en Iberoamérica. (2020). El País. Recuperado de https://elpais.com/sociedad/futuros-educacion/2020-10-16/las-oportunidades-que-la-educacion-en-linea-brinda-hoy-a-millones-de-estudiantes-en-iberoamerica.html
Estas son las ventajas y desventajas de la educación en línea y la educación tradicional. (2020). CNN. Recuperado de https://cnnespanol.cnn.com/video/explica-clases-virtuales-educacion-colegios-clases-presenciales-pkg-potafolio/