La introducción del eBook ha generado distintas opiniones, tanto a favor como en contra; aún con el creciente uso de las tecnologías, actualmente hay millones de personas en el mundo que continúan abriendo un libro tradicional, pasando de página en página y disfrutando de su lectura mientras que muchos otros recurren a los libros electrónicos.

El libro electrónico está transformando el ámbito editorial, estableciendo una nueva forma de escribir, leer y editar bibliográficamente, generando grandes ventajas sobre los libros tradicionales como:

• Los eBooks no ocupan espacio físico, lo que facilita su movilidad, siendo posible llevar en muy poco espacio libros de mucho peso, a diferencia del gran espacio de ocupan los libros tradicionales.

• Un libro digital (y las anotaciones o apuntes realizados) se puede respaldar en la computadora, Tablet, nube, etc., aunque se pierda el lector, archivo o formato; mientras que con los tradicionales si se llega a perder se tiene que pagar por otro.

• El precio de los libros electrónicos es mucho más bajo, ya que disminuyen los costos de transporte, almacenamiento y se evita el tiraje de miles de ejemplares, además no hay costo de envío.

• No existe una impresión, por lo que disponer de un libro es más rápido.

• Tiene la ventaja de posibles actualizaciones en determinado momento por algún error de edición o por si se llegara a añadir más información.

• Se tiene una gran biblioteca al alcance de un clic, no hay ediciones agotadas, ya que al ser electrónicas el libro siempre estará disponible globalmente teniendo una entrega o descarga al instante.

• Para las personas que tienen problemas de vista, los libros electrónicos tienen la ventaja de estar diseñados especialmente, permitiendo mostrar el texto en varios tamaños de letra y el posible cambio de color de esta, mientras que otros también tienen la opción de reproducirse como audiolibros.

• La duda de una palabra o frase puede ser buscada instantáneamente, ya que los libros electrónicos traen diccionarios incorporados o permiten incorporarlos fácilmente; algunos también contienen enlaces que permiten buscar información complementaria con un solo clic.

A pesar de que diariamente se venden más eBooks, abriendo un gran camino sobre la tecnología, ¿hasta qué punto puede ser “mejor” que un libro tradicional?, considerando que para muchos, el sentir el peso como tal del libro, su textura, diseño, el cambiar de página y hasta el olor peculiar que tienen, es parte de la esencia de la lectura; cualidades que un libro electrónico no tiene.

Iván Mendoza
UTEL Editorial