De acuerdo con el estudio Panorama de la Educación 2018, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en México la población con estudios de doctorado no alcanza el 0,1%.

Sumado a lo anterior, es aún más alarmante pensar que del total de investigación que se produce en el mundo, solo el .6% proviene de nuestro país y estos datos cobran sentido si se considera que la mayoría de los avances que ha tenido la humanidad han sido producto de ésta.

En términos teóricos, un doctorado es el último grado de estudios para la que una institución de Educación Superior otorga un título. Pero de manera práctica, es la posibilidad de convertirse en agente de cambio que aporte beneficios a la sociedad — generando investigación especializada que dé respuesta a una necesidad específica de la sociedad—.

Si además de desarrollar habilidades y destrezas, tienes interés por impactar positivamente el entorno en el que te desenvuelves, ¡deberías considerar estudiar un doctorado! A continuación te enlistamos una serie de motivos para que tomes la decisión.

Razones para estudiar un doctorado:

  • Eleva la calidad del país: contar con un mayor grado de estudios te posibilita para ocupar puestos con mayor jerarquía dentro de cualquier empresa pública, privada e incluso en el gobierno, por lo tanto es más probable que seas tú — experto en un área y con conocimientos trascendentales y útiles para la sociedad— quien con sus decisiones impacte en el desarrollo del país.
  • Soluciona problemáticas de la sociedad: por ejemplo, para que el estudio en línea fuera viable y tan utilizado como lo es ahora, primero se tuvo que descubrir la necesidad que tenían las personas por continuar preparándose sin asistir presencialmente a una universidad. Posteriormente, debió diseñarse un modelo educativo que cubriera esa demanda y que permitiera que los profesionales pudieran seguir cumpliendo sus demás responsabilidades. Para concluir, es gracias a la investigación y a la constante actualización de conocimientos que se logran detectar y solventar situaciones que a veces pasan desapercibidas.
  • Contribuye al desarrollo de habilidades personales: continuar estudiando te permite dialogar con personas que colaboran en equipos multidisciplinarios, así podrás potenciar aptitudes y destrezas — como la paciencia, la constancia y la inclusión — que van más allá de tu área de especialización y con las que podrás desarrollar relaciones más saludables en cualquier escenario de tu vida.

Ahora que conoces un poco más sobre las razones por las cuales debes estudiar un doctorado, ¡te invitamos a consultar nuestra oferta educativa para que encuentres el que más se adapta a tu área de interés!

Solicitar informes