Durante la Ceremonia de Graduación UTEL celebrada por primera ocasión en la Ciudad de Querétaro, tuvimos la oportunidad de conocer a nuestros egresados y su familias, quienes estaban listos para vivir una experiencia llena de emoción y orgullo. Uno de ellos fue el egresado con Excelencia Académica de la Maestría en UTEL en Educación y Docencia, Neftalí Villanueva Pérez, quien fue portavoz de su generación para emitir un discurso hacia los asistentes.

El Mtro. Villanueva destacó la importancia de comprender que la superación viene de la mano con el esfuerzo y de la necesidad de transformar la visión de lo que se desea, en un compromiso.

Al terminar nuestros correspondientes grados académicos, estamos puliendo aún más esta obra maestra que debe ser nuestra propia vida. 

Es importante comprender que la superación viene de la mano del esfuerzo y que cada decisión que tomemos en relación a nuestro crecimiento, tiene que estar atada a premisas básicas, estas premisas básicas tratan de tener una visión de lo que queremos ser en la vida, pero esta visión debe ser un compromiso, como hacer una promesa y mantenerla, establecer una meta y trabajar para alcanzarla.

Al diseñar una visión, asumimos un compromiso por el que deberemos de luchar, nos obligamos a conseguirlo y por tanto evitamos los desánimo y las excusas. 

La visión asumida como un compromiso, multiplica el afán de alcanzarla.

El Maestro en Educación y Docencia, actualmente ostenta el cargo de Académico del Instituto Politécnico Nacional, encargado del laboratorio de Metrología Óptica del Centro de Investigaciones en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada.

Obtener un grado académico no es una situación que pase todos los días, de hecho puede ser un suceso único en la vida de algunas personas, pero también en un hecho al que deberíamos acostumbrarnos. Debemos seguir estableciendo metas, seguir superandonos…

Fui becario CONACYT y comprendí muy bien lo que se requiere para formarse académicamente en nuestros país, cada persona que ha llegado a este momento en que nos encontramos, sacrificó miles de cosas en el camino, incluidas horas de sueño, momentos con su familia y actividades recreativas, pero las recompensas son proporcionales.

Para continuar, agradeció a la universidad, autoridades, profesores y asesores, quienes le hicieron más accesible la experiencia de estudiar en línea y reconoció el esfuerzo por lograr que el proceso educativo se logre de la mejor manera.

Es de toda forma complejo generar un proceso educativo cuando tienes a los alumnos a una instancia inmediata, pero al mediar distancias conectadas por medios electrónicos y comunicación virtual, es aún más complejo. 

Por lo que la atención personalizada y la forma de acercarnos al proceso ha sido virtuosa por parte de la institución y es un ejemplo a seguir, sin dudas yo quisiera que mis hijos se formaran en un lugar así. 

Antes de finalizar, pidió a sus compañeros hacer eco entre sus familias y entre generaciones venideras, acerca de dedicar todo su esfuerzo en lograr lo que se propongan.

Tu porvenir está en tus manos, sólo tú puedes lograrlo y a ese fin debes dedicar todos tus esfuerzos. Muchas veces se confunde la educación con la instrucción y es un error gravísimo; hay hombres instruidos que están mal educados y otros con poca instrucción que cautivan por su gran educación.

La educación es más importante que la instrucción, ya que aquella se rige principalmente al corazón y la segunda a la inteligencia. Nada es imposible para el hombre, ya que el que cree poder es el que puede, por lo tanto esfuérzate en ser un hombre instruido y educado, para lo primero necesitarás estudio y aplicación, para lo segundo atención y buenos hábitos.

Por último reconoció y agradeció el apoyo que las familias han brindado a cada uno de los egresados, para lograr concretar su meta profesional.