Más de 2,000 personas se dieron cita el pasado 8 de febrero de 2020, en el Centro Citibanamex para celebrar la Ceremonia de Graduación de nuestros egresados de Licenciatura y Maestría.

Como ya es tradición, presidió la ceremonia el Lic. Ignacio Villagordoa Mesa, Vicerrector Institucional de UTEL. En esta ocasión el presídium se honró con la participación como Padrino de Generación, del Dr. Plácido Humberto Morales Vázquez, actual Magistrado Presidente del TFCA, así como la asistencia de nuestros directivos: el Rector David Stofenmacher; Claudia Mejía, Vicerrectora Académica; Ricardo Voegelin, Vicerrector de Operaciones; Marcos Garzón, Vicerrector Corporativo y Víctor Bucio, Director Académico, así como el Ing. Raúl Méndez, Director de Grupo Guerra.

El Mtro. Stofenmacher compartió la alegría de ver a tantas familias festejando un momento tan grato y recordó a los egresados que la satisfacción que sentían en ese momento, es resultado de su esfuerzo y su dedicación. En su discurso, el Rector destacó la importancia del coraje, como una cualidad que se debe cultivar para emprender nuevos cambios, para animarse a construir y para decir no a lo que atente contra la propia dignidad. Coraje para liderar, compartir, para no conformarse, buscar nuevos horizontes y para transitar por ese puente angosto, que es la vida.

Asimismo, el rector les dijo que —sin importar cuál haya sido la motivación para iniciar sus estudios— está convencido de que estudiar fortalece el carácter y demuestra constancia, enfoque y disciplina. Casi para concluir, hizo un recuento de los 8 años de vida de UTEL, desde que iniciaron 30 colaboradores y 24 estudiantes a lo que —en tan poco tiempo— se ha logrado:

“Hoy UTEL ofrece más de 60 alternativas de estudio, tenemos 33 mil estudiantes, enseñan 700 docente,  somos 1,300 colaboradores y hemos graduado a 17 mil estudiante.

Somos una de las universidades  particulares más grandes de México. A fines de 2019, abrimos las primeras sedes fuera de México  y hoy tenemos presencia no solo virtual, sino física en Colombia y Perú.”

Al término de la palabras del Mtro. Stofenmacher, inicio la entrega de diplomas de la Facultad de Ingeniería, seguidos por algunas carreras de la Facultad de Economía y Administración. En seguida, se hizo una breve pausa, para dar paso al discurso del Padrino de Generación.

El Dr. Plácido Humberto Morales, destacó que ver la diversidad de regiones nacionales e internacionales y la mezcla de generaciones de nuestros egresados, le hizo reflexionar acerca de cómo es la vida universitaria en México y cómo se incorpora el novedoso sistema educativo en línea, para permitir que más personas alcancen sus anhelados grados académicos. 

En un breve espacio entre la entrega de los diplomas se hizo un agradecimiento especial a los Embajadores, quienes han apoyado a la Universidad y participado activamente en actividades que ayudan a poner en alto el nombre de UTEL, enseguida continuo la entrega de diplomas, ahora de Maestría, haciendo una mención especial, pues es la primera ocasión con egresados de Programas Ejecutivos.

Uno de los momentos más emotivos fue la entrega del Reconocimiento al Esfuerzo Extraordinario, que se otorga a egresados con una capacidad diferente y en esta ocasión lo recibió Dulce María Bastida Arriaga, de la Licenciatura en Psicología Organizacional.

Se realizó también, la entrega del máximo premio para nuestros egresados, que lleva el nombre de uno de los fundadores de nuestra casa de estudios, el Mtro. Ignacio Guerra Pellegaud, reconociendo a quienes —cumpliendo con las actividades exclusivas de su modalidad de evaluación, en tiempo y forma—  finalizaron su programa académico con un promedio de 10.

El ahora Lic. en Ingeniería en Sistemas Computacionales Miguel Ángel Fajardo Osuna, fue el encargado de dirigir una palabras para su generación. Miguel Ángel, es un joven que ha recorrido una treintena de países y que actualmente reside en Canadá, en cuyo discurso recordó palabras de Steve Jobs acerca de que vivir significa confiar, soltar, renunciar, decidir y seguir adelante. Asimismo, les pidió creer en sí mismos, ponerse metas, pero no ponerse límites y tener ilusión por  lo que hacen y a través de su experiencia de vida, les trasmitió que para obtener lo que se anhela, a veces hay que arriesgarlo todo.

Para cerrar la ceremonia y rompiendo la formalidad del momento, el Lic. Villagordoa invitó a los Licenciados y Maestros, ponerse de pie, colocar su borla del lado derecho de su birrete.

¡Gracias a nuestros egresados, por permitirnos formar parte de esta significativa etapa de sus vidas!