El pasado sábado 13 de octubre, se llevó a cabo la Graduación UTEL 2018 sede Guadalajara, un evento lleno de alegría y satisfacción para todos los asistentes, pues simboliza la culminación de una etapa de compromiso, esfuerzo y dedicación.

El Licenciado Ignacio Villagordoa, quien de nueva cuenta fungió como maestro de ceremonias, presentó a Roberto Cerna Beltrán, alumno elegido para el discurso de graduación y que también obtuvo el premio Ignacio Guerra por su excelencia académica al estudiar la Licenciatura en Ingeniería Industrial.

Roberto Cerna mencionó con énfasis durante su discurso, lo orgulloso que se siente de pertenecer a una generación más de egresados de la Universidad UTEL, pues gracias al modelo 100% en línea pudo cumplir su sueño de graduarse como ingeniero y a través de su historia alentó a sus compañeros a continuar venciendo obstáculos y dar lo mejor de sí.

Mi nombre es Roberto Cerna Beltrán, me siento honrado y orgulloso de ser parte de esta generación de egresados de la Universidad Tecnológica Latinoamericana en Línea, UTEL, para este 2018.

Para mí estar aquí con ustedes es un sueño hecho realidad, desde muy pequeño siempre soñaba con ser Ingeniero, pero por varios motivos no seguí estudiando, varias veces intenté seguir, pero  por los horarios de trabajo, distancias de las escuelas, costos, etcétera, no podía, era imposible seguir estudiando. Llegué a una etapa de mi vida que me daban igual todas las cosas, me conforme con lo que tenía y con lo que era, ya estaba casado, tenía trabajo, sacaba para comer, éramos solo mi esposa y yo, con eso bastaba, pero gracias a Dios un día llegó a nuestras vidas mi hijo Cris, el cual me despertó las ganas de seguir adelante y de seguir con mi sueño de ser Ingeniero.

Nuevamente busqué el querer estudiar, pero me topé con los mismos problemas, distancias, horarios de trabajo, y comentarios de personas, que para qué estudiar, para qué si ya era muy tarde, que ya estaba grande, me decían que no creían que pudiera, pero gracias a Dios encontré una escuela en la cual podría estudiar sin horarios y sin tener que recorrer distancias, ya con la motivación de mi hijo, mi orgullo, y con la oportunidad de estudiar en UTEL tomé la decisión de concretar mi sueño.

En esta etapa de mi vida como estudiante aprendí que nada es fácil, pero también aprendí que nada es imposible, siempre hay una manera de hacer las cosas.

Nuestra generación de graduados debe de aplicar sus conocimientos adquiridos para cambiar el entorno, debemos dar lo mejor de nosotros y siempre trabajar con ética, seamos ejemplo para otros, para nuestros hijos y amigos.

Compañeros de las distintas licenciaturas, maestrías y doctorados, sé que enfrentaremos nuevos desafíos en el entorno actual en que vivimos, pero gracias a la preparación que tuvimos en UTEL sabremos salir adelante, sigan con sus sueños, ¡háganlos realidad!

Hoy al terminar este ciclo soy una persona satisfecha, además, ya soy Ingeniero, mi sueño cumplido.

Compañeros, debemos reflexionar sobre los problemas, dificultades, triunfos, derrotas y aprendizaje que obtuvimos, que hoy por hoy, nos hacen personas más capaces, el camino no fue fácil pero lo logramos gracias a nuestro empeño y dedicación.

Agradezco profundamente a mi esposa por su apoyo, a mis maestros, tutores y amigos.

¡Gracias UTEL!

Para concluir su  discurso de graduación, Roberto agradeció el apoyo a sus familiares cercanos, así como al personal de la Universidad que siempre estuvo al pendiente de su desarrollo profesional y que lo motivó a seguir adelante.

¡Enhorabuena, recién graduados!