Durante la más reciente Graduación UTEL, celebrada por primera ocasión en la Ciudad de Querétaro, tuvimos el honor de contar con la asistencia de la Mtra. Claudia Mejía, Vicerrectora Académica de la universidad, quien en representación del Rector, Mtro. David Stofenmacher, emitió algunas recomendaciones para la vida laboral y personal de nuestros egresados.

La Mtra. Mejía, felicitó a los egresados por anteponer sus sueños, ante la opinión de otros y por utilizar el miedo a lo nuevo, como impulso para lograr sus objetivos.

“Se dice que el mundo es de quien se atreve, ustedes lo hicieron. En búsqueda de un anhelado sueño, se armaron de valor y rompieron paradigmas, ¿a cuántos de ustedes les dijeron que no podrían, o que era demasiado tarde para comenzar? 

Estoy segura que tuvieron momentos de incertidumbre e incluso hasta de miedo, pero me alegra saber que esos sentimientos, fueron el catalizador que los impulsó a lograr aquello que se habían propuesto.”

Posteriormente, en su discurso, retomó las historias de dos de los emprendedores más importantes de los últimos años: Mark Zuckerberg y J.K. Rowling, quienes a su vez las compartieron a distintas generaciones de egresados de Harvard.

Fusionando dichas historias, transmitió la importancia de dos conceptos clave en la búsqueda del éxito: tener un propósito bien definido y la posibilidad inminente de fracasar.

Zuckerberg asegura que tener un propósito da la sensación de ser parte de algo más grande que uno mismo, de ser útil y de tener mejores cosas por las que trabajar, y que tener un propósito es lo que crea la verdadera felicidad.

¿Pero qué sería de un propósito, si fuera eclipsado por el temor a fracasar?

Con esta pregunta, la Vicerrectora Académica, dió paso el siguiente concepto: el fracaso, que desde la perspectiva de J.K. Rowling,  nos permite desechar todo aquello que es intrascendente y que nos paraliza, para enfocar toda nuestra energía en conseguir lo que realmente deseamos lograr.

Para finalizar la Mtra. Claudia, pidió a los egresados encontrar su propósito, no temer al fracaso y seguir siendo ejemplo de que los sueños, sumados al esfuerzo y la disciplina, se hacen realidad.