Por segundo año consecutivo, la majestuosa Perla Tapatía recibió con los brazos abiertos a parte de nuestro equipo de colaboradores, quienes viajaron hasta aquella ciudad para celebrar la Ceremonia de Graduación UTEL, de nuestros egresados del Bajío.

En representación de nuestro Rector, la Mtra. Claudia Mejía Martínez, Vicerrectora Académica, celebró la valentía, esfuerzo, perseverancia y determinación de quienes integran esta generación.

Por experiencia propia, me atrevo a decir que la obtención de un grado académico no es tarea fácil, se debe mostrar gran empeño e invertir incontables horas de sueño, aún en momentos de estrés personal, familiar o laboral, e inclusive en situaciones de incertidumbre y debilidad.

Además reconoció que la culminación de un programa académico es una travesía que en ocasiones pudo verse trastocada por un sinfín de situaciones, pero que su determinación, responsabilidad, constancia, pasión y perseverancia les permitió salir airosos.

Habló brevemente sobre la historia de Mark Zuckerberg y el discurso que éste brindó en la graduación de Harvard de 2017, en el que abordó la importancia de tener un propósito para sentirse parte de algo más grande que uno mismo, para sentirse útil y tener algo por qué trabajar, y aún más importante es crear un sentido de propósito para otros.

“El tener un propósito da la sensación de que eres parte de algo más grande que tú, de que eres necesitado y de que tienes cosas mejores por las que trabajar. Es lo que crea la verdadera felicidad” Mark Zuckerberg

Asimismo, los invitó a luchar por sus ideales, a confiar en sí mismos, a romper paradigmas, a tener un propósito y luchar por alcanzarlo, a permitirse tener miedo y usarlo como impulso. Además les recordó el compromiso consigo mismo de trascender y la responsabilidad que tienen con un pueblo que necesita más personas como ellos: que se plantean objetivos sólidos y que trabajan por conseguirlos

Antes de concluir, la Vicerrectora Académica retomó al Dr. Daniel Zovatto de la Universidad Católica de Córdoba para compartir  a los egresados, las siguientes 10 recomendaciones:

1. ¡Crean en ustedes! Tengan siempre presente que ustedes son los únicos y verdaderos arquitectos de su propia vida.

2. Sientan pasión por su trabajo. Pongan el corazón, el alma y toda su energía en cada cosa que hagan.

3. Trabajen duro y den lo mejor de ustedes. No busquen el camino fácil o peor aún el atajo; auto impónganse metas ambiciosas que les exijan dar lo mejor de sí mismos.

4. Sean perseverantes y no se rindan fácilmente. Recuerden que las cosas buenas suelen tardar en llegar y que de los períodos oscuros se aprende mucho.

5. Agradezcan el privilegio de haber logrado concluir una carrera universitaria. Recuerden que constituyen una minoría y que este privilegio conlleva una responsabilidad social. 

6. No teman al fracaso. ¡No lo busquen! pero tampoco huyan de él a cualquier precio.

7. Sean flexibles para adaptarse al cambio, actualizarse de manera continua y mantener una mente abierta a la creatividad y a la imaginación.

8. Asuman el desafío de dialogar con respeto e inteligencia con quienes opinan diferente, con atención y empatía para encontrar puntos de encuentro.

9. Busquen balance entre la vida profesional y la vida personal. No se olviden nunca de reír, incluso de uno mismo y aún en los momentos más difíciles. 

10. Vivan sus vidas sin reservas e intensamente.

Para concluir, la Mtra. Claudia Mejía reconoció que el trabajo de cada uno de los colaboradores de UTEL ha valido la pena, pues nos sentimos muy orgullosos de nuestros alumnos e invitó a los egresados a encontrar su propósito y a trabajar para lograrlo, sin perder de vista el objetivo y con la intención de trascender.