El pasado 27 de noviembre, el Polyforum Cultural Siqueiros, nuevamente fue testigo de la celebración por el logro de los sueños profesionales de los egresados de la Universidad UTEL, a quienes acompañaron autoridades educativas, académicos, empresarios, colaboradores y por supuesto sus familiares.

En esta ocasión tuvimos el honor de contar con la presencia del Maestro Alfredo Pallares Yabur, Coordinador de Asesores de la Subsecretaría de Educación Pública, quien asistiera en representación del Subsecretario de Planeación, Evaluación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública, Maestro Otto Granados Roldán.

Durante su discurso, el Maestro Pallares hizo énfasis en el importante papel que juega la familia durante el logro de los grandes proyectos personales, como lo es la preparación profesional. Asimismo destacó la trascendental labor del Maestro Ignacio Guerra, remontándose al momento en que se planteó la innovadora posibilidad de crear una modalidad de estudios en línea.

También hablo del orgullo de haber concluido una licenciatura o maestría en UTEL y la responsabilidad que como alumno se tiene, de demostrar las habilidades, conocimientos, aptitudes y competencias adicionales adquiridas, que le permitirán hacer mejor su trabajo.

Casi para finalizar, el Maestro Pallares reconoció la labor de la universidad en el ámbito educativo de nuestro país, pues comentó que actualmente en México la educación superior es el nivel educativo con menor cobertura y significa la atención de 3.5 millones de personas, de los cuales el 5% estudia en línea, lo que le permite al Gobierno de la República incrementar la cobertura del 32 al 37%. Por ello UTEL es, según sus propias palabras, un ejemplo para la SEP pues consiguió tener un modelo de educación no escolarizada, sin perder la calidad educativa.

“El modelo no escolarizado que sigue UTEL es para la SEP un ejemplo a seguir, porque conseguir la educación no escolarizada sin perder la calidad es todo un desafío. Cuando en las reuniones de trabajo pensamos cómo hacer para ampliar la cobertura, en los modelos en línea y a distancia sin perder la calidad, volteamos a ver cómo lo está haciendo UTEL.”

El Maestro Alfredo, concluyó recordando que si bien, la calidad educativa está basada en parámetros de las diversas instituciones de educación superior como ANUIES o FIMPES, también se encuentra en la calidad moral y académica de sus profesores y alumnos. Por ello, invitó a los graduados a seguir poniendo en alto el nombre de la universidad y por consiguiente, el de México.

 UTEL Editorial