Graduación UTEL, evento organizado para celebrar y aplaudir la disciplina, compromiso y dedicación de nuestros alumnos, reúne a más de 2000 personas de diversos puntos de la República.

Nancy Gómez Salguero, orgullosa egresada UTEL de la Licenciatura en Negocios Internacionales, fue la responsable de transmitir a través de su discurso, los sentimientos y vivencias que acompañaron a todos y cada uno de los recién graduados en su camino hacia la meta; la obtención de su título profesional.

Hoy finalizamos una etapa más en nuestra vida, esta toga y este birrete no son simplemente parte de la ceremonia, es prueba del esfuerzo de todos nosotros, incluyendo nuestra familia, profesores y amigos.

Hemos hecho muchos sacrificios para invertir todo el tiempo en nuestra formación, pero esto nos permitió reestructurar la forma en la que pensamos, y nos ayudó a crecer personal y emocionalmente.

Asímismo aprovechó para agradecer a los familiares por estar presentes no solo hoy, sino durante todo el proceso de estudio, al igual que profesores y tutores que son pieza clave de la experiencia académica.

Nos reunimos para celebrar nuestros logros con distintas personas, en primer lugar con nuestra familia, aquellos que siempre nos recordaron lo que era importante, porque a pesar de las diversas situaciones por las que atravesemos, la familia siempre estará ahí.

Además, nuestros maestros, asesores y tutores -quienes fueron peldaños principales en nuestra educación y que siempre supieron estar presentes, preguntándonos si estábamos bien o recordándonos cuando teníamos actividades pendientes-, se merecen un reconocimiento por todo el esfuerzo que conlleva su labor de enseñanza, moldeando una nueva generación de profesionistas, que sin duda traerá cosas positivas a nuestra sociedad.

Para finalizar, Nancy invitó a sus compañeros a seguir luchando por sus sueños y a hacer lo posible por construir un mundo mejor.

Labren sus sueños, aunque no sea lo que la gente espera de ustedes, vivan en una realidad en la que se sientan orgullosos, una realidad en la que deseen heredar a sus hijos, no desperdicien las oportunidades para ser felices.

Sueñen con algo mejor para el mundo y hagan lo posible para hacerlo realidad, pero más importante aún, sigan cumpliendo sus metas y les deseo éxito en sus proyectos.

¡Felicidades a todos nosotros!