El pasado sábado 25 de julio de 2015, durante la Ceremonia de Graduación, Jesús Morelos Reyes, egresado UTEL de la Licenciatura en Ingeniería Industrial dirigió un discurso de graduación a sus compañeros de generación.

Jesús Morelos, comenzó su Licenciatura mientras vivía en Japón, colaborando en una empresa de energía y actualmente vive y trabaja en Canadá, durante su discurso, expresó el honor que sentía al encontrarse ahí y ser parte de la Clase 2015.

Sin títuloEl día de hoy celebramos el fin de una etapa muy importante en nuestras vidas, pero como siempre, el final de un evento sólo marca el comienzo de otro. Para nosotros, este nuevo comienzo se abrirá con muchas más opciones y mejores oportunidades.

Comenzar a estudiar en UTEL fue una decisión difícil, ya sea que fuera la primera o segunda carrera en nuestras vidas. Seguramente surgieron dudas como ¿en realidad necesito continuar mi educación? ¿Podré conjugarlo con mi vida actual?, ¿podré comenzar y llegar a buen término?, sin embargo estoy seguro que todos teníamos algo claro: hacer esta elección iba a cambiar nuestras vidas para siempre. No iba a ser fácil, en la vida cotidiana se presentan día a día constantes actividades que nos saturan, pero son necesarias. Aunque nos enfrentamos a nuevos retos, es a través de ellos que  descubrimos nuestra verdadera capacidad y voluntad.

UTEL es una excelente universidad que, a través de su modelo educativo, nos permite alcanzar el sueño de terminar una carrera. Desde el primer cuatrimestre entendí que estudiar en esta universidad involucraba un compromiso mucho mayor que educación en aulas físicas a la que muchos estamos acostumbrados. Al estudiar en línea, se requiere mayor disciplina, autocontrol y tenacidad, porque a pesar de contar con excelentes profesores, tutores, aula virtual y foros, que te apoyan en cada etapa, la decisión y la fuerza de voluntad para seguir adelante tiene que venir de uno mismo.

Personalmente aprendí mucho de mí mismo durante esta etapa, me di cuenta de que el esfuerzo y dedicación que ponemos día a día puede convertirse en grandes cosas si somos constantes. Entendí el valor del conocimiento y los esfuerzos que muchos profesores deben hacer para guiar a sus alumnos a través de la universidad, pero más que nada, agradecí la oportunidad que esta Universidad ofrece para las personas que queremos seguir adelante en nuestras carreras.

En la mitología griega se creía que la esfinge era un monstruo que atormentaba la ciudad de Tebas y cuando se acercaban viajeros a la montaña del oeste de esta Polis, les imponía acertijos difíciles de resolver, con la condición de que si los respondían, no los devoraría. Todos fallaban en la ardua tarea y perecían.

Esta esfinge es la vida a la que nos enfrentamos día a día. Con el paso de los años hemos ido adquiriendo conocimientos que nos permiten acercarnos y tomar el reto, el día de hoy concluimos una nueva preparación más, que nos dará las herramientas necesarias para llegar con más confianza y temple. Hoy podemos enfrentarnos a ella y saber que saldremos victoriosos.

Agradezco a la Universidad, sus directivos, personal que colabora en ella, maestros, tutores y mentores. También agradezco a mi familia, mi esposa.

Han transformado nuestras vidas al abrirnos una puerta hacia el conocimiento y el descubrimiento de nuevos talentos.  Muchas felicidades a todos, Clase 2015.

De esta manera, Jesús celebró su decisión, que aunque difícil, ha representado el descubrimiento de su verdadera capacidad y voluntad, asimismo agradeció a UTEL y a quienes forman parte de ella, así como a su familia.

Si deseas escuchar el discurso completo, clic aquí

Botón contacto