El pasado domingo 12 de noviembre, durante la ceremonia de la Graduación UTEL 2017 edición invierno, Eileen Arrieta, egresada de la Licenciatura en Comunicación, fue la responsable de transmitir a través de su discurso, las emociones que fueron cómplices de todos y cada uno de los recién graduados en su recorrido hasta la meta.

Además felicitó a sus compañeros por ser prueba de que las ganas de superarse vencen a cualquier obstáculo, y los exhortó a seguir aprendiendo, pues mencionó que en la educación no hay tiempo ni dinero perdido.

Eileen agradeció a UTEL por su modelo 100% en línea que permite a las personas continuar con su preparación; a los maestros, tutores y personal administrativo que son el vínculo entre los alumnos y la universidad.

Buenas tardes compañeros de la generación invierno 2017, saludo con respeto a las autoridades educativas, a todos los miembros que conforman la Universidad Tecnológica Latinoamericana en Línea, UTEL, y de igual forma saludo a los invitados que acompañan a los egresados de esta generación. Mi nombre es Eileen Itzel Arrieta Cruz, egresada de la Licenciatura en Comunicación.

Es para mí un honor y una gran responsabilidad, tomar la palabra en representación de todos los graduados, en este día tan especial; un día que marca el fin de una etapa muy importante en nuestras vidas, pero que a su vez, significa el comienzo de otra etapa más importante aún: nuestra vida profesional.

Antes de tomar la decisión de estudiar una carrera, me encontré en un momento de mi vida en el que mis prioridades cambiaron, el convertirme en madre venía con nuevos retos, nuevas responsabilidades e implicaba dejar de lado mis metas y sueños.

Para mí, no existía universidad que pudiera combinar la educación y mis actividades diarias y mucho menos había un impulso que me hiciera tomar esta decisión, sin embargo me di cuenta que mi hija,  aquella persona que había cambiado mi vida, seguiría mis pasos y yo tenía que ser su ejemplo y guía.

Hoy puedo decirles que estudiar me ha permitido no solo ser ejemplo, también demostrarme a mí misma mi capacidad de continuar, y que nunca debemos dejar de lado nuestros propios sueños.

Terminar una licenciatura o maestría, nos ha llevado a reestructurar nuestros ideales, a proveernos de importantes herramientas para resolver cualquier reto profesional que enfrentemos en un futuro. Nuestro país México nos necesita, como profesionales comprometidos que puedan hacer la diferencia.

Gracias Universidad UTEL por crear este nuevo aprendizaje y dar la oportunidad a personas como yo, de seguir preparando nuestra formación profesional a distancia. Gracias a los maestros, tutores y administrativos, que fueron parte fundamental en este proceso, por ser el vínculo con nuestra universidad.

A nuestras familias, por impulsarnos, darnos su apoyo a pesar de las dificultades, por creer en nosotros siempre y motivarnos a seguir, ¡Gracias por estar siempre a nuestro lado!  Espero que lo que hemos hecho hasta ahora los haga sentirse orgullosos.

Yo en especial agradezco a mi esposo Luis, gracias por tu apoyo incondicional y a mi hija Miranda por ser mi mayor impulso.

Felicito a cada uno de ustedes compañeros, somos una generación de personas perseverantes y comprometidas, el camino no fue fácil, sin embargo este es el momento de la recompensa. Somos la prueba latente de que no importan los obstáculos que se presenten, siempre las ganas de superarse, aprender y seguir adelante es más fuerte que cualquier barrera.

No voy a olvidar aquellos sitios en los que pase horas de aprendizaje, realizando mis tareas, participando en foros, haciendo exámenes; los cuales se convirtieron  en mi lugar de estudio.

Nos espera un nuevo camino, la responsabilidad ahora es llevar en alto el nombre de nuestra institución y de nosotros mismos. No dejen de prepararse, en la educación no hay ni tiempo ni dinero perdido. Les deseo a todos mis compañeros de la clase invierno 2017, el mayor de los éxitos.

Nelson Mandela dijo: La educación es el arma más poderosa, que puedes usar para cambiar el mundo.

¡Muchas gracias y felicidades!