La emblemática Ciudad de Guadalajara, Jalisco fue sede de la primera Ceremonia de Graduación UTEL, celebrada fuera de la Ciudad de México.

Durante el acto académico y a nombre de nuestro rector, la Maestra Claudia Mejía, Vicerrectora Académica de la Universidad, dio la bienvenida a nuestros egresados y a todos los asistentes, previo a dirigir un emotivo discurso acerca de los obstáculos que se encuentran en el camino hacia el éxito.

Partiendo de la pregunta ¿Se imaginan todo lo que podríamos lograr, si enfrentáramos nuestro miedo al fracaso?, la Maestra Mejía retomo fragmentos del poderoso discurso que dirigiera la escritora británica J.K. Rowling en 2008, ante los graduados de Harvard,  para invitar a nuestros egresados a aprovechar los aprendizajes que trae consigo el fracaso.

La Maestra Claudia mencionó en su discurso, que la forma en que seamos capaces de enfrentar los fracasos hará la diferencia entre impulsarnos o vencernos, pues en el momento en que reconocemos que equivocarnos pone a prueba nuestra voluntad y nos ayuda a descubrir capacidades que en otras circunstancias, tal vez no conoceríamos, podremos descubrir cuán fuertes somos y ser consciente de la verdadera importancia del éxito.

Asimismo, aprovechó para invitar a los alumnos a recompensarse por todas las horas de trabajo, las noche de desvelo y las salidas familiares que tuvieron que posponer, pero principalmente los invitó a ser diferentes, a cuestionarse las verdades establecidas y a no tener miedo al fracaso.

Además reiteró el compromiso de todos quienes estamos detrás de la universidad, trabajando diariamente para que nuestros alumnos puedan conseguir su anhelado grado académico.

“Detrás de esta institución, hay más de 1,500 personas festejando su logro, que día a día dedican su tiempo, conocimiento y capacidades, para que ustedes el día de hoy pudieran alcanzar este sueño.

Ustedes son, prueba fehaciente de que el esfuerzo diario de profesores, tutores, asesores y cada uno de nuestros colaboradores, ha valido la pena y por ello, les reconocemos y les festejamos.

Permítanme ser portavoz de todos ellos, para decirles que celebramos su dedicación, su disciplina, pero sobre todo: su valentía.”

Para concluir, la Maestra Mejía invitó a los egresados a equivocarse las veces que sean necesarias, a aprender, levantarse y seguir hasta que aquello que imaginaron, se haga realidad.