En la más reciente Ceremonia de Graduación celebrada en la Ciudad de Monterrey, nuestro Rector, el Mtro. David Stofenmacher, dirigió unas emotivas palabras a los egresados, en el que les compartió la importancia cultivar lo que llamó, la cualidad más importante del ser humano: el coraje.

Con la frase “El mundo es como un puente angosto y lo esencial es cruzarlo sin tener miedo”, el Mtro. David dió inicio a su discurso, en el que destacó la importancia del coraje como motivador, pues éste es necesario, entre muchas otras cosas, para emprender nuevos caminos, para revelar nuestros sentimientos, para cambiar nuestra propia situación, para no conformarse y buscar nuevos horizontes, y de esta manera transitar por el puente angosto y precario, que es la vida.

Asimismo, se dirigió a los egresados para decirles que, independientemente de cuáles hayan sido los motivadores que les impulsaron a estudiar en UTEL, pueden estar seguros que fue una buena decisión, pues además de fortalece el carácter, estudiar les permite, a aquellos que se deciden a hacerlo, conocer cómo pueden mejorar al mundo y en términos generales, les permite pulir sus capacidades y sentirse orgullosos de sí mismos.

¿Qué motiva a una persona a realizar estudios universitarios, qué te impulsó a ti para estudiar en UTEL? Es acaso la búsqueda del conocimiento, es adquirir herramientas para el mundo laboral, es fortalecer tu autoestima, es para ser ejemplo ante tus hijos o por una complacencia frente a los padres; independientemente de la motivación que hayas tenido para estudiar, ya sea que haya sido una decisión con mucha reflexión o una decisión poco meditada, ya sea que hayas pensado más en ti que en los demás, estoy convencido que estudiar fortalece el carácter.

Como el entusiasta de la educación que es, el Mtro. Stofenmacher reiteró en diversas ocasiones la importancia de la preparación, describiendo al estudio como un camino de superación, conocimiento y autodisciplina y refiriéndose a éste, como un ejercicio que abre la mente a posibilidades inimaginables.

En definitiva, el proceso del estudio te lleva a entender tus debilidades y tus fortalezas. Los resultados de dominar una materia profesional, de haber construido una disciplina personal, eliminar el pensamiento mágico, de ser sensible a los demás…te ayudan a tener certidumbre en tus decisiones.

Enseguida quiso recordar a los egresados la evolución que ha tenido la universidad, desde aquellos días en que se buscaba construir un modelo educativo que transformara a quienes colaboramos en él y al mismo tiempo que dejara huella en quienes serían nuestros alumnos. Hubo miedo, pero se enfrentó con creatividad y mucha disciplina, y de aquel inicio con 28 alumnos que confiaron en el proyecto, hoy años después, UTEL ofrece 60 programas, tiene 27 mil alumnos activos desde 32 países, 600 docentes, más de mil colaboradores y 7 mil graduados.

El rector además, quiso compartirles los más recientes logros como el convenio con OCCMundial y el reconocimiento de FIMPES como parte del primer paso para acreditar la calidad de la universidad, que se traducirán en muchos beneficios para nuestros alumnos y graduados.

Para finalizar, el Mtro. David reiteró a los egresados su orgullo y les deseó que el grado académico que estaban a punto de recibir, les permitiera seguir cruzando puentes, en este viaje de descubrimiento que es la vida.