Una investigación realizada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts, Estados Unidos, reveló que la edad promedio de un emprendedor exitoso es de 45 años, sin embargo, la exposición a redes sociales y medios de comunicación han desarrollado en generaciones más jóvenes la ambición de crear sus propias compañías.

Es un hecho, que además de tomar la decisión de emprender un proyecto que te haga feliz y te permita independizarte profesionalmente, consideres las aptitudes, habilidades y características que requieres para que tu negocio permanezca en el mercado y aumente su rentabilidad.

A continuación, enlistamos las características de un emprendedor exitoso, para que descubras cuáles necesitas desarrollar o fortalecer.

⦁ Cree en ti mismo. Este suele ser uno de los puntos débiles de la mayoría, ya esto puede llevarte a un bloqueo mental en el que no te esfuerces por conseguir aquello que quieres, porque de antemano, para ti ya no es posible lograrlo.

Encuentra el valor en tus ideas, trabaja en tu mindset y ¡convéncete a ti mismo de que trabajas por lo que te mereces!

⦁ Trabaja en equipo. Siempre es preciso rodearte de gente capaz, que en cualquier momento puedan ayudarte y aconsejarte. Tómate tu tiempo para ser selectivo con las personas que vas a contratar para tu empresa y recuerda que es mejor contratar profesionales con habilidades distintas a las tuyas, para que puedan complementarse y minimizar las debilidades.

⦁ Utiliza la retroalimentación. Pide, tanto de personas internas como externas a tu proyecto, que te brinden un juicio objetivo sobre ti y tu desempeño en éste. También puedes implementar esta práctica con tus colaboradores, pues un equipo que no usa el feedback, difícilmente podrá aprender de sus errores.

⦁ Mantente creativo e innovando. Este es un punto básico porque te será de gran ayuda para establecer diferenciadores y posicionarte en el mercado. Considera que la creatividad sin innovación mantendrá a tus ideas solo como eso y lo que tú necesitas es convertir tu proyecto a la realidad.

⦁ Sé organizado. Contar con un cronograma de actividades programado para recibir ajustes de manera permanente, será de gran utilidad para establecer la jerarquía, el tiempo en el que se debe culminar cada una de estas tareas y las mejoras a implementar.

Desarrollar estas características te ayudarán a convertirte en un emprendedor exitoso, sin embargo recuerda que existen diferentes perfiles y que probablemente tengas más desarrolladas unas habilidades que otras, lo importante es encontrar el equilibrio y enfocarte en alcanzar el éxito.