Toda persona tiene como máxima aspiración alcanzar el éxito profesional y personal, pero ¿qué acciones se deben llevar a cabo para llegar a la cima del éxito?

Es común que ser exitoso se relacione con la capacidad que tiene una persona para alcanzar sus metas propuestas; es decir, el éxito se considera una cualidad personal, ya que las metas dependen de las motivaciones, intereses, principios y valores que posee cada individuo.

Durante años se ha hablado de diversas formas para lograr el éxito personal, pero pocas personas saben que este se encuentran en cuatro dimensiones esenciales, las cuales ayudan a mantener el equilibrio interno y el desarrollo integral.

Estas son las cuatro dimensiones para que alcanzar el éxito:

Autonomía. Capacidad que tiene una persona de ejercer control sobre su vida, de forma libre y responsable.

Singularidad. Dimensión del ser humano que lo hace único e irrepetible, lo cual le permite desarrollar procesos creativos para el logro de sus metas.

Apertura. Desarrollo de habilidades de socialización y la capacidad de trabajar en equipo.

Trascendencia. Lograr una meta y pasar a otra por medio del reconocimiento interno; espíritu, sentimientos y voluntad.

Hoy día el ser humano está consciente que alcanzar el éxito profesional implica un gran esfuerzo y horas extras de trabajo, y que muchas veces, el reconocimiento de los logros laborales no siempre están enfocados a la persona adecuada.

Es por ello que tener claros tus objetivos, saber manejar los errores y estar dispuesto a colaborar en cualquier oportunidad que se presente, son algunas recomendaciones que seguramente te pueden guiar al camino del éxito.

Wanda Mirel Solorio García
UTEL Editorial