Llegar a un nuevo trabajo siempre es sinónimo de nerviosismo, pero sobre todo de deseos de superación laboral y personal. Sin embargo no sólo basta el deseo, se requiere contar con  las herramientas necesarias que nos permitan ascender a un puesto superior.

Pero ¿cómo podemos ser un colaborador exitoso?

 

Camino al éxito

Conseguir el éxito profesional, es clave para poder ser un alto ejecutivo. Este se da en la medida en que una persona consigue un fin deseado y obtiene un triunfo, posicionamiento o aprobación de los demás gracias.

Algunas de las preguntas que se deben plantear para saber cómo llegar a un objetivo profesional son: ¿a qué puesto quiero llegar?, ¿qué sueldo me gustaría ganar? y ¿cuánto tiempo me llevará?, además de conocer a detalle cuáles son las características y obligaciones que implican los puestos más altos.

Algunas de las características que debe tener un ejecutivo son:

■ Un líder nato sabe dirigirse a sus colaboradores, hablarles claro y darse a entender, pero también debe saber qué es lo que ellos necesitan y escucharlos. Su capacidad de comunicación debe ser alta.

■ Escribir bien es otra de las cualidades que posee un buen ejecutivo; sabe de gramática  y organiza sus ideas de forma coherente. El cambio continuo del mercado hace que busque nuevas soluciones para la empresa, por lo que sigue aprendiendo a pesar de que se encuentra en una buena posición laboral.

■ Sabe organizarse desde antes de conseguir un alto cargo. En cualquier asunto de trabajo ayuda a tener una idea más clara de todo lo que se debe realizar en un determinado tiempo.

■ Aportar ideas ayuda a subir de puesto y también ayuda a los ejecutivos a guiar a la empresa. La innovación hace que se creen nuevos mercados y las oportunidades fluyan por sí solas.

■ El pensamiento crítico en el líder debe de ser esencial; siempre debe razonar cualquier tipo de información que lo ayuden a aportar ideas nuevas y garantizar el éxito de la empresa.

No solo basta con querer llegar y tener en mente que se quiere ser exitoso, sino ser capaces de realizar cambios valiosos tanto individuales como empresariales.

Tania Paola Peralta
 UTEL Editorial