Según un estudio realizado por la  organización Gallup, el 58% de sus encuestados asocian el éxito con la salud, por lo que surge la duda de que si estos dos conceptos se asocian, cuando sólo hay salud, ¿aún se puede decir que se es exitoso?

Esta visión del éxito deja entrever que la gente no sabe en realidad a que se refiere la palabra éxito, por lo cual el cómo obtenerla y el camino correcto para llegar a ella se vuelve más difícil.

El éxito es simplemente un viaje que al emprenderse, se comienza visualizando o soñando lo que se quiere alcanzar,  por ejemplo, los grandes emprendedores antes de echar a andar un negocio,  visualizan y sueñan lo que quieren lograr y hasta donde quieren llegar. Esta inspiración ocurre cuando se quiere hacer algo fuera de lo común.

Lo primero que se debe de hacer es buscar dicha inspiración pensando en obtener algo nuevo, si la meta es estudiar en línea, se tendrá que recordar y evocar a uno mismo y  al futuro profesional; palabras como “Yo soy” ayudarán a trascender, teniendo en cuenta esta palabra, la acción se llevará a cabo y florecerá con más facilidad.

Es vital considerar que el éxito personal depende de uno mismo, como también el profesional; factores como culpar a circunstancias externas, falta de convencimiento de alcanzar dicha meta o de suficiente inspiración son los que impiden alcanzarlo.

La búsqueda del éxito profesional se da con mayor facilidad cuando las metas son realistas y no algo imposible de lograr, por lo que la mejor opción es encontrar metas intermedias que, si bien representan un desafío, son alcanzables.

Si visualizar la meta no es suficiente y se necesita motivación diaria, se puede estimular a través de frases en lugares visibles que ayuden a comprender y recordar permanentemente lo que implica el camino al éxito, tales como:

  • La felicidad no es una estación de llegada, sino un modo de viajar.
  • En el camino de tu vida, no es tan importante la distancia a la que has llegado, sino la dirección que llevas.

Conocer el propósito deseado, olvidar un poco el pasado y centralizarse en el futuro, así como desarrollar el máximo potencial no sólo hará posible la inspiración sino que ayudará a obtener el éxito profesional.

 

Por Tania Paola Peralta

UTEL Editorial