En un mundo donde el estrés y las preocupaciones absorben la vida, es normal asociar la planificación y administración el tiempo con trabajo y obligaciones. Sin embargo, casi nunca piensas en asociar estas palabras con el tiempo libre.

En esta situación se encuentran por un lado esas personas que en su afán de aprender cosas nuevas llegan a saturarse de actividades y terminan por desistir en todas, y por el otro están las personas que prefieren descansar y llegan a pasar todo el día en cama; en ambos casos se recae en uno de los errores más comunes de la sociedad, el desperdiciar el tiempo.

El tiempo libre es un espacio diseñado para enriquecer a la persona por medio de actividades, recreativas o de otro tipo, diseñadas para aprender, descansar y recuperar energías gastadas por las jornada laborales a las que se ven expuestos habitualmente.

Planear y ser consciente acerca de cómo gastar el tiempo brinda la oportunidad de lograr más cosas, es por ello que a continuación se dan algunos tips para aprovechar las horas libres con las que cuentas:

■ Realiza un esquema, o una lista de todas las cosas a las que quieres dedicarte en vacaciones o fines de semana. Establece prioridades, ¿qué deseas hacer primero, qué después, etc?

■ Aprende nuevas habilidades, practica algún deporte, lee un libro sobre un área que te interese o inscríbete a clases de cualquier tipo

■ Sal con amigos, elijan un parque, museo, concierto, bar, etc; cultivar las amistades es importante

■ Diviértete, establece horarios para actividades de ocio, como ver televisión o navegar por internet

■ Haz cosas que siempre quisiste hacer pero no tuviste tiempo para hacerlas, esto te hará sentir realizado

Recuerda que la clave es organizarse y disfrutar de aquellas actividades que terminan por enriquecer tu vida, no desperdicies el tiempo libre, inviertelo.

Wanda Mirel Solorio García
UTEL Editorial