Para que una organización pueda llevar a cabo todas sus actividades y cumplir con sus metas y objetivos requiere de la utilización de diversos recursos; estos pueden ser tangibles e intangibles y dentro de estos recursos uno de los más importantes es el capital humano.

Idalberto Chiavenato, autor de varios libros relacionados con administración, repasa en la quinta edición de su libro “Administración de Recursos Humanos” la evolución que ha tenido este concepto desde sus orígenes en el siglo XX, luego del gran impacto de la Revolución Industrial, donde el área de Recursos Humanos nace como una actividad mediadora entre las personas y las organizaciones hasta la llegada del tercer milenio, la globalización de la economía y la fuerte competencia mundial, donde destaca la tendencia en las organizaciones exitosas a no administrar personas, sino administrar con las personas, a quienes se les ve como agentes activos y proactivos, dotados no sólo de habilidades físicas sino también de inteligencia, creatividad y habilidades intelectuales. (Chiavenato, 2001).

Es importante analizar los cambios que ha tenido con el tiempo el enfoque que se le ha dado al área de Recursos Humanos. Hoy en día es muy importante el rol que desempeña en las organizaciones, ya que se encarga de construir y mantener un entorno organizacional que promueva la consecución de los objetivos empresariales, siempre teniendo en cuenta la importancia de atraer y retener al mejor talento humano.

En los últimos años, el área de Recursos Humanos tiene nuevos desafíos y, como en otras ocasiones, hoy también debe generar nuevas estrategias para poder adaptarse a los cambios.

A comienzos de 2020 Deloitte, una de las consultoras de Recursos Humanos más grandes y conocidas a nivel mundial, realizó su informe anual acerca de las tendencias globales del capital humano. Dentro de éste analizan varios elementos que forman parte, o bien debiesen ser parte, de las culturas organizacionales. Algunas de ellas son: el sentido de pertenencia, la incorporación del IA (inteligencia artificial), compensaciones, bienestar, entre otros. (Deloitte, 2020).

El 80% de los encuestados por Deloitte para la realización del informe identificó al bienestar como una prioridad importante o muy importante para el éxito de las organizaciones. Un estudio de Limeade & Quantum Workplace identificó que los colaboradores con mayores índices de bienestar tienen más probabilidades de sentirse comprometidos con el trabajo, disfrutar de él y recomendar su organización. Sin embargo, de acuerdo con los resultados obtenidos por las encuestas que realizó Deloitte, el 61% de los encuestados indicó que no estaban midiendo el impacto del bienestar en la organización. (Deloitte, 2020).

Por lo tanto, uno de los grandes desafíos por parte de los encargados del área de Recursos Humanos es realizar estrategias que se enfoquen en lograr el bienestar de los colaboradores para que estos, a su vez, puedan desarrollar un mayor compromiso con la organización y se traduzca en mayor productividad laboral. Es importante que también generen indicadores o KPI´s para que puedan evaluar si las acciones que buscan lograr el bienestar están dando los resultados esperados.

Una de las recomendaciones que hace Deloitte es enfocarse en el individuo en el trabajo, no solo el individuo en el lugar del trabajo. Para crear un sentido de contribución que se traduzca en un verdadero desempeño organizacional, las organizaciones deben expandir su foco de los programas adyacentes al trabajo para diseñar el bienestar en el trabajo mismo. Al hacerlo, las organizaciones pueden reestructurar el trabajo de manera que ayude a los colaboradores no solo a sentirse mejor, sino a rendir al máximo, fortaleciendo así el vínculo entre el bienestar y los resultados de la organización y fomentando un mayor sentido de pertenencia. (Deloitte, 2020).

Conoce más de la carrera de Administración de Recursos Humanos y conviértete en un profesional en la gestión del capital humano.

 

María José Ramírez D.

Equipo de Branding & PR UTEL Internacional

 

Referencias

Chiavenato, I. (2001). Administración de recursos humanos. Mc Graw Hill.

Deloitte. (2020). Obtenido de https://www2.deloitte.com/uy/es/pages/human-capital/articles/tendencias-globales-en-HC-2020.html